Banner da página principal

Leyendas

Como todo monumento antiguo, el Pan de Azúcar también tiene sus historias legendarias.

Una figura con 200 metros de extensión, que se puede observar desde la montaña de Pan de Azúcar, es la silueta de un anciano llamado Guardián de la Piedra.

Según la versión legendaria, esa figura sería San Pedro abrazando la piedra de Pan de Azúcar, que representaría la Iglesia. Por encima de su cabeza, se puede observar un solideo (birrete privativo de los obispos) y se considera Pedro el obispo de los obispos. La imagen también ostenta una larga veste talar usada, habitualmente, por los sacerdotes jerárquicos y San Pedro ha sido el primer jefe de la Iglesia de Cristo.

A las 11 horas podemos avistar una sombra en la cavidad de la piedra, con cerca de 120 metros de altura, formando la silueta de un pájaro zancudo, llamado Ibis del Pan de Azúcar. En la mitología egipcia hay una imagen de la humanidad como un gigante acostado y, a sus pies, encadenada, la Ibis, el pájaro sagrado de Egipto.

Como el relieve carioca visto del océano presenta la silueta montañosa de un gigante acostado, en el que el mentón es la Piedra de Gávea, el tronco es el Macizo de Tijuca y el pie es el Pan de Azúcar, nació la versión de que egipcios habrían estado en Rio de Janeiro mucho antes del nacimiento de Cristo y se habrían inspirado en el gigante acostado de las montañas cariocas para concebir su imagen mitológica. En ese caso, habrían sido los antiguos egipcios los primeros turistas en Brasil.

Ingressos Online

Servicios del Parque

ver todos

Introduce tu email para recibir noticias.